Global flag icon
Global
Albania flag icon
Albania
Brazil flag icon
Brazil
Chile flag icon
Chile
France flag icon
France
Germany flag icon
Germany
India flag icon
India
Ireland flag icon
Ireland
Italy flag icon
Italy
Netherlands flag icon
Netherlands
Norway flag icon
Norway
Peru flag icon
Peru
Spain flag icon
Spain
Sweden flag icon
Sweden
Turkey flag icon
Turkey
United Kingdom flag icon
United Kingdom
United States flag icon
United States

Statkraft Chile: respeto a la cultura Huilliche y a los derechos humanos

22 jun., 2022

► En relación con la publicación realizada por el medio El Desconcierto, el 3 de junio pasado, bajo el título “La historia de la recuperación mapuche del fundo Ponhuipa en defensa del río Pilmaiquén”, la compañía quiere aclarar y desmentir varias afirmaciones que equivocadamente se expresan en la nota. ► El Desconcierto no se comunicó con Statkraft Chile para participar de esta publicación, definición que al parecer de la compañía atenta contra la objetividad de la información y posibilidad de rectificar datos equivocados.

Desde el inicio de sus operaciones en Chile, Statkraft ha tenido como propósito contribuir al desarrollo de las energías 100% renovables, como una vía concreta para enfrentar el desafío que impone el cambio climático. Esta contribución se realiza en cumplimiento de los principios, valores y estándares internacionales de Empresas y Derechos Humanos, y en particular, respetando siempre los derechos de los pueblos indígenas.

En Statkraft adherimos a principios y guías de sostenibilidad, como los Principios Rectores sobre Empresa y Derechos Humanos de Naciones Unidas; las Directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para Empresas Multinacionales y Normas de Desempeño sobre Sostenibilidad Ambiental y Social de la Corporación Financiera Internacional (IFC). El compromiso de la compañía en esta área se refleja en su Código de Conducta, que ha sido adoptado por su directorio y aplica tanto para empleados como para empresas contratistas. El compromiso con los derechos humanos también se refleja en su política de Responsabilidad Corporativa y de salud y seguridad.

Además, Statkraft cuenta con una Política de Derechos Humanos y Pueblos Indígenas, que tiene por propósito apoyar la planificación de las decisiones de inversión y actividades comerciales que puedan afectar directa o indirectamente los derechos de los pueblos indígenas. Esta definición rige todo el accionar de la compañía.

Statkraft llega a Chile en 2014 y en 2015 adquiere los activos de la sociedad Empresa Eléctrica Pilmaiquén: central hidroeléctrica Rucatayo de 52,5 MW, en operación desde 2012, y dos proyectos también hidroeléctricos en el río Pilmaiquén, Osorno y Los Lagos.

Sobre la publicación

Cabe destacar que El Desconcierto no se comunicó con Statkraft Chile para participar de esta publicación, definición que al parecer de la compañía atenta contra la objetividad de la información y posibilidad de rectificar datos equivocados.

Statkraft Chile está disponible a dialogar y responder las consultas que el medio tenga sobre esta materia, con la finalidad de profundizar en los puntos anteriores o bien abordar otros temas de interés. A continuación, se comentan los puntos que El Desconcierto no informa adecuadamente:

Hallazgos arqueológicos. La nota señala que Statkraft ha negado la existencia de hallazgos arqueológicos y que no se sabe dónde se encuentran. Esto no es correcto. Todo el proceso relativo al tratamiento de los hallazgos arqueológicos está claramente definido en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto Los Lagos. En la etapa de evaluación, consultores independientes especializados, analizaron más de 200 hectáreas y los 32 fragmentos de cerámica y piedra encontrados fueron entregados al Museo Histórico Juan Pablo II de Puerto Montt, conforme a lo que exige la licencia ambiental.

Todos los hallazgos encontrados durante la construcción de la central están en 17 sitios en el mismo terreno del proyecto; todos debidamente informados al CMN. Este material permanece en terreno y cuenta con el respectivo resguardo, señalización y prohibición de afectarlo con las obras, configurando áreas restringidas de intervención.

A esto se suma la implementación de un Plan de Monitoreo Participativo, abierto a toda la comunidad y las personas, para revisar y realizar seguimiento de los compromisos ambientales y sociales que se deben implementar durante la construcción del proyecto Los Lagos. El plan contempla tres paneles: Monitoreo de Calidad del Agua y Medio Ambiente; Monitoreo Socio Productivo Local y Monitoreo Arqueológico. Los participantes reciben capacitación que les permite manejar y evaluar la información de testeo y análisis.

La experiencia ha sido muy positiva, ya que permite entregar información directa a la comunidad del proyecto y de la forma en que se cumplen los compromisos ambientales definidos.

La empresa noruega levantó autoridades falsas, dividió todo el tejido social de las comunidades y utilizó nuestro sitio ceremonial como moneda de cambio. Statkraft Chile no ha realizado ninguna acción en el marco de esta afirmación.

La empresa reconoce la representación de todas las autoridades indígenas del territorio, sin distinción, ni predilección alguna, puesto que respeta las tradiciones y costumbres propias en términos de su dinámica, organización y autodeterminación para su elección y toma de decisiones.

Statkraft siempre ha buscado el diálogo abierto, genuino y transparente con todos los actores, en un marco de respeto para informar, consultar y buscar acuerdos y consensos que permitan una convivencia armónica en un territorio compartido, a este llamado y lógica de trabajo han respondido muchas personas, comunidades y organizaciones, por supuesto que algunas no están de acuerdo o no aceptan dialogar, lo que se reconoce y respeta como un legítimo derecho, pero frente a esta diversidad de posturas no es correcto afirmar que la empresa divide o daña el tejido social. Las diferencias o posturas entre comunidades, organizaciones y familias es algo natural que suele ocurrir y el mecanismo para resolver esas controversias es en la forma ancestral mapuche huilliche, sin injerencia alguna de Statkraft.

Tampoco es correcto afirmar que se ha utilizado el sitio de significación cultural del Señor Kintuante como moneda de cambio. Al contrario, Statkraft ha reconocido desde su llegada al territorio, el alto valor patrimonial e importancia para las comunidades por esa razón reconoce la existencia de este ser espiritual, su morada y el complejo religioso ceremonial donde se emplaza, por ello en 2016 decide detener y reevaluar el proyecto Osorno para no afectar de ninguna manera el sitio. Además, ha propuesto en repetidas ocasiones la restitución inmediata del terreno a las comunidades, sin condición alguna y bajo la forma jurídica y en los términos de administración que ellas decidan, sin embargo, estos llamados no tuvieron efecto y en enero de este año la Corte Suprema dictaminó que ese proceso debe desarrollarlo Conadi, sin participación de la empresa.

Los planes de generación de valor compartido y aporte local que se desarrollan en la zona han sido diseñados con la participación activa de las comunidades y bajo los ejes que ellos han definido.

Desconocer la presencia del complejo ceremonial en el que habita el Ngen Kintuante. La Morada del Señor Kintuante y el complejo religioso y ceremonial donde está inserto, es una de las demostraciones más viva de la espiritualidad Mapuche-Huilliche. Es ejemplo de la riqueza de un pueblo y al mismo tiempo, de la complejidad que representa para el mundo no mapuche poder entenderlo. El conocimiento adquirido por Statkraft Chile en los años de trabajo en la zona, la llevaron a reconocer el significativo valor cultural de la morada del Señor Kintuante.

Por lo anterior, la empresa comenzó en 2018 diversas gestiones para restituir el espacio territorial vinculado a la Morada del Señor Kintuante, puesto que esos terrenos eran parte de los activos adquiridos a la empresa anterior, definición que tiene como fundamento el reconocimiento de la existencia de un Ngen, así como la existencia de territorios y prácticas ancestrales. Actualmente, esta definición está en manos de Conadi, sin embargo, siempre ha sido el objetivo de Statkraft Chile la restitución con apego a los principios de apertura, indivisibilidad, intransferibilidad y sostenibilidad patrimonial, así lo hemos comunicado permanentemente a todas las comunidades de la zona, especialmente a las familias que mantiene viva la tradición del Lepun.

En la misma línea, la restitución de tierras, que ahora está en manos de la Conadi, debe ser un proceso en el que participen todas las comunidades que viven y que son originalmente de la zona, y no sólo a aquellas que se adjudican una representatividad que otras comunidades no le han otorgado.  

Consulta Indígena. El 21 de noviembre de 2021, la Corte Suprema ordenó realizar una Consulta Indígena, proceso que está bajo la responsabilidad del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN). Cabe precisar que es necesario que el desarrollo de una Consulta Indígena, que aún no se ha iniciado, se realice involucrando a todas las comunidades que son parte del entorno del proyecto. Statkraft Chile espera que este proceso se desarrolle lo antes posible, con altos estándares, respetando e involucrando a todas las comunidades del territorio.

La nota señala que el permiso ambiental de dicho proyecto negaba la presencia ancestral de comunidades. Statkraft Chile ha reconocido la presencia de comunidades indígenas en el marco de los proyectos hidroeléctricos de pasada (no represas) Osorno y Los Lagos.

La Resolución de Calificación Ambiental de Los Lagos -RCA de 2009 anterior a la llegada de Statkraft-, puntualmente en la Adenda 1, amplía la caracterización, identificando comunidades Mapuche - Huilliche cercanas al área de influencia del proyecto.

Además, en el área de influencia del proyecto Los Lagos, Statkraft Chile ha identificado al menos ocho comunidades indígenas, y 25 comunidades en total considerando el área de influencia del proyecto Osorno (iniciativa que no está en construcción). Statkraft Chile mantiene relación directa y armónica con la mayoría de estas comunidades. Sólo dos comunidades -la Comunidad Indígena Koyam Ke Che (formada en 2015) y la Comunidad Indígena Leufu Pilmaiquén Maihue (formada en 2011), han seguido la vía judicial.

Cementerio mapuche y afectación de proyecto Osorno. No es efectivo que el diseño del proyecto hidroeléctrico Osorno haya tenido afectación sobre el cementerio de Maihue, que es parte del complejo religioso ceremonial. En 2016, Statkraft tomó la decisión de no continuar con el proyecto Osorno como estaba diseñado originalmente, porque la zona de embalse del proyecto afectaba la terraza adyacente al río Pilmaiquén al menos 30 metros más abajo de donde se sitúa la terraza que alberga la morada y el cementerio, donde se sitúa el sitio ceremonial del Señor Kintuante, de alto valor cultural para las comunidades Mapuche-Huilliche.

Statkraft inició sus operaciones comerciales en Chile en 2014, y no en la fecha que señala la publicación.

Prácticas y estrategias de una empresa que busca explotar recursos hídricos, sin importar el entorno demográfico, social y cultural. Esta afirmación también es incorrecta y sin fundamento. La política de Derechos Humanos y las directrices en materia de sostenibilidad determinan el accionar de Statkraft en materia de relacionamiento con las comunidades. Para abordar la relación con las comunidades, Statkraft conformó un equipo interdisciplinario de profesionales y con amplio conocimiento de la cultura local, lo que le ha permitido profundizar en aspectos antropológicos y socioculturales del territorio. Además, el equipo de relaciones comunitarias -que está en terreno de forma permanente- despliega, desde 2017, una serie de acciones de relacionamiento con las comunidades en ámbitos culturales, sociales y de formación.