Para cambiar el mundo hay que ser renovable

El principal atributo que tiene Statkraft para ofrecer a sus clientes es que toda la energía que produce viene completamente de fuentes renovables. Cada vez más, las industrias del país se están adaptando a los requerimientos de consumidores más exigentes y están incorporando procesos amigables con el medio ambiente, valorando un suministro limpio y con cero emisiones.

“Esto es lo que hacemos en Statkraft. Trabajamos por entregar un servicio que responda a las necesidades del mercado, que se adapte a los cambios, siempre con una visión de largo de plazo, abriendo puertas a un futuro que reciba a las nuevas generaciones, con menos emisiones y con más energía limpia”, destaca María Teresa González, gerenta general de Statkraft Chile.

La compañía, que pertenece al Estado de Noruega y es el principal generador de renovables de Europa, está comprometida en enfrentar de forma efectiva la crisis de Cambio Climático. Para Statkraft, la única solución a esta problemática mundial son las energías renovables y así detener el aumento de la temperatura global.

Energía verificable. Además de entregar energía 100% renovable, Statkraft cuenta con la certificación I-REC, reconocida a nivel mundial como una garantía de origen de fuentes limpias. Al incluir esta certificación en sus ofertas de suministro, la compañía entrega un valor adicional a sus clientes, quienes podrán no sólo acreditar el calce de la energía en determinado tiempo, sino también cuantificar el impacto y ofrecer a los usuarios productos y servicios bajos en emisiones.

En los últimos meses, Statkraft Chile ha suscrito importantes contratos de largo plazo, con firmas líderes en sus ámbitos de acción como Agrosuper, Skretting y Cristalerías Toro. Estos acuerdos y las positivas señales del mercado energético nacional, alientan a la compañía a reforzar su estrategia de crecimiento en el país.

Statkraft continuará creciendo en Chile. Pronto iniciará la construcción de tres parques eólicos en la zona central por más de 100 MW de capacidad instalada, energía que se sumará al proyecto en construcción Los Lagos y a la producción de su central hidroeléctrica Rucatayo. Además, la compañía tiene un Joint Venture junto a Pacific Hydro para la operación de las centrales La Higuera y La Confluencia.