Las energías limpias son la solución para frenar el cambio climático

El informe anual “Low Emissions Scenario” de Statkraft, establece que en 30 años el costo de producir energía eléctrica utilizando sol y viento disminuirá en 50% y 40% respectivamente, expandiendo el uso de la electricidad en sectores que hoy utilizan otras fuentes de energía. Esta nueva realidad dará como resultado para 2050 una disminución en torno a 44% en la emisión de Gases de Efecto Invernadero.

Desde hace cuatro años, Statkraft publica anualmente el informe Low Emissions Scenario, Escenario de Bajas Emisiones, en el cual plantea escenarios posibles en el largo plazo y proporciona información sobre cómo serían los mercados mundiales de la energía en el futuro. El texto toma como base la evolución de tecnologías conocidas y supone, desde una mirada realista, la tendencia que seguirían las energías limpias.

Para cumplir con los objetivos climáticos como los que establece el Acuerdo de París, de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5°C, y, además, lograr un equilibrio entre las emisiones y la disminución de gases de efecto invernadero, el mundo debe reducir rápidamente sus emisiones.

La evolución que tendrá la energía limpia en las próximas décadas abre un camino real para hacer frente al cambio climático. La cuarta versión de Low Emissions Scenario establece que en 2050 el costo de la energía solar fotovoltaica disminuirá en 50% y la eólica en 40%, por lo que la electricidad de origen limpio será cada vez más atractiva como fuente de energía en el transporte, la construcción y la industria en general. De extenderse el uso de la electricidad en estos sectores económicos, se estima que en 2050 disminuirán en 44% las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía. Para ese año, el sector energético será 80% renovable, mientras que el gas natural será la principal fuente de emisiones.

La realidad de Chile va en la misma línea. Un estudio de 2018 de la Asociación de Generadoras, estima que a 2030, el 75% de la electricidad del país podría provenir de fuentes limpias, gracias a la creciente penetración de renovables en el sistema eléctrico y las perspectivas de un retiro gradual de las centrales de generación que emplean carbón. 

Statkraft comparte esta visión sobre el desarrollo de una matriz cada vez más limpia y renovable en el sistema chileno, y para eso continúa trabajando en la ejecución un proyecto hidroeléctrico en el sur del país, y también con el desarrollo de una iniciativa eólica que consta de tres parques en la comuna de Litueche, Región del Libertador Bernardo O’Higgins, y que en conjunto tendrán una potencia instalada de más de 100 MW.

Si bien la historia de Statkraft es reciente en Chile, la firma es el primer generador de energías renovables de Europa, con más de 19.000 MW de potencia y una historia de más de 120 años. La compañía pertenece al Estado de Noruega y además produce energía eólica, solar y calefacción urbana, con presencia en más de 16 países.

Un objetivo alcanzable

Para Statkraft, es posible alcanzar el objetivo de limitar el aumento de temperatura a un grado y medio, pero requiere tomar medidas adicionales. El seguimiento y análisis de los múltiples factores que impulsan el mercado de energía renovable forman una base importante para las estrategias y decisiones de Statkraft para el futuro.

El mercado de la energía se está volviendo cada vez más importante y la electrificación es una forma económica y efectiva de hacer que la industria, el transporte y la producción de energía estén libres de combustibles fósiles, y esto conducirá a un fuerte aumento en la demanda de energía renovable.

Asimismo, las grandes compañías y los inversionistas están en la búsqueda de soluciones e iniciativas más sostenibles. Una cuarta parte de todo el capital en los Estados Unidos ahora va a inversiones sostenibles. En materia de acuerdo y trabajo del mundo político, se han alcanzado una serie de acuerdos internacionales y se han tomado decisiones políticas en países individuales que tienen un efecto real.

El acceso a más energía proveniente de fuentes renovables y a costos cada vez menores permite que la electricidad sea una solución efectiva para enfrentar el cambio climático. El calentamiento global puede limitarse a 1,5 grados, y para lograrlo se deben reemplazar los combustibles fósiles por renovables, hay que aumentar la eficiencia y se debe contar con más energía eléctrica de origen limpio.

Informe Low Emissions Scenario 2019 (inglés)