Eléctrica Statkraft fija meta al 2026: aumentar en diez veces su producción de energía en Chile

La estatal noruega inició una búsqueda activa de proyectos en Chile, sobre todo eólicos y solares, con el propósito de "ganar escala", afirma su gerenta general, María Teresa González.

FUENTE DIARIO FINANCIERO

Un ambicioso plan de crecimiento en Chile se fijó la eléctrica estatal noruega Stratkraft en su recién definido plan estratégico 2020-2026: aumentar por diez veces su producción de energía, de modo de ganar escala para, también, mejorar sus resultados.

La firma llegó al país hace seis años. Opera una central hidroeléctrica de pasada en el río Pilmaiquén, de 52 megawatts, y participa en la propiedad de otras dos centrales en joint venture con Pacific Hydro. Además, está construyendo una segunda central hidroeléctrica, Los Lagos, en el río Pilmaiquén, de poco de 50 MW y US$173 millones de inversión, que entrará en operación a fines de 2023; y tiene tres parques eólicos con licencia ambiental aprobada que esperan comenzar a construir el próximo año. Estos últimos suman 100 megas e implicarán invertir US$180 millones.

A nivel global, Statkraft inició hace dos años un proceso de expansión muy agresivo, enfocado en energías renovables no convencionales. La compañía, de 125 años, opera en 17 países y tiene una capacidad instalada de 19 mil megawatts más una planta virtual en Alemania de otros 12 mil.

Su gerenta general en nuestro país, María Teresa González, asumió en enero de este año, justo antes de la pandemia. "Es un contexto desafiante, pero hemos estado funcionando bastante bien. Uno de los desafíos que me impuse cuando comencé mi gestión fue trabajar en la planificación estratégica 2020 -2026 con miras a nuestro plan de crecimiento, y ese proceso ha sido muy positivo", comenta.

El plan estratégico considera, en lo esencial, aumentar en diez veces la actual producción de energía, para llegar a 2,5 terawatts hora (TWh), y, junto a ello, hacer las adecuaciones organizacionales que se requieran para tener una estructura más flexible. "A este proceso lo llamamos "Tremün", que en mapuche significa crecer, pero en un sentido bien amplio: crecer en capacidad instalada, evidentemente, pero también como organización y que las personas que forman parte de ella también crezcan", señala la ejecutiva de profesión periodista.

La expansión de la empresa partió ya el año pasado, cuenta. Tanto la dotación como las operaciones se han duplicado. "Estamos firmemente convencidos de que las energías renovables son la solución para luchar contra el cambio climático y eso nos mueve profundamente. Nos sentimos, además, bien privilegiados de poder trabajar en una empresa que sigue con sus planes de expansión a pesar del escenario disruptivo que estamos viviendo", afirma.

- ¿Qué tipo de proyectos están buscando? ¿Cuál es el propósito?

- Queremos ganar escala en el país, convertirnos en un actor relevante y para eso estamos mirando iniciativas en distinta etapa de desarrollo, aunque con preferencia por aquellos que no estén todavía en construcción y especialmente eólicos y solares. También puede ser que los desarrollemos desde cero. Estamos viendo distintas alternativas.

La meta es aumentar nuestra producción de energía en diez veces en los próximos seis años. Como se sabe, las centrales de generación tienen distintas potencias, entonces no es una meta que se defina en cantidad de proyectos. Necesitamos sí buenos proyectos. Queremos llegar a 2,5 TWh.

- ¿Qué nivel de inversión estiman?

- No tenemos un presupuesto asignado. En Statkraft somos 17 países que competimos por recursos, así que necesitamos tener buenos proyectos para ir a buscar el financiamiento a nuestro corporativo.

- Y en términos de resultados, ¿cuál es la meta?

- Evidentemente un plan estratégico apunta a crear valor para la organización. Eso es lo que buscamos y por eso debemos ganar escala. No nos fijamos una meta de inversión, fijamos una meta de producción, porque eso es lo que nos va a dar la escala suficiente para generar los resultados esperados. Ahora tenemos utilidades, pero no las que esperamos tener.

- ¿En qué se sustenta el plan? ¿Cuáles son las proyecciones para la demanda energética en el país?

- Chile es un país atractivo por su vocación respecto de las energías limpias. En uno de los pioneros en declarar la voluntad de ser carbono neutral al 2050 y creemos que la esa ambición climática está muy en línea con lo que es Statkraft. Estamos convencidos de que las energías renovables son la solución al cambio climático y la compañía lo instaló en su core; y la idea no es solo avanzar en descarbonización de la energía, sino que también en electrificar la energía.

- ¿Hay preocupación por la situación económica y política? ¿El estallido social o el cambio constitucional que viene?

- Chile ha tenido una tradición de estabilidad regulatoria y de civilidad que la distingue y que es una de las razones por las cuales estas compañías transnacionales invierten aquí. Y la inversión, especialmente en la industria energética, no sólo no ha disminuido, sino que se está incrementando significativamente. Además, nuestro negocio es a largo plazo y eso es muy importante. Efectivamente es de preocupación que se mantenga la estabilidad regulatoria, especialmente en la industria, pero un episodio no cambia nuestra brújula. Por supuesto, sí esperamos que todos estos procesos se den en un contexto de paz y de diálogo y creemos que hay una oportunidad de encauzar un buen proceso.

- ¿Y los cambios regulatorios les parecen los adecuados?

- Seguimos atentamente la discusión regulatoria. Esta es una industria que está en una transición y por lo tanto se requieren adecuaciones. Sin embargo, creemos que en Chile en general la regulación es tremendamente madura y no tenemos desconfianza de que vaya a haber cambios negativos para la industria.

- ¿Fomenta la energía renovable?

- La ambición climática de Chile, que está vinculada obviamente al desarrollo de energías renovables, es uno de los elementos que hacen que este país sea tan atractivo para invertir.

Nota DIARIO FINANCIERO